La bibliografía sobre la Antigua Roma es inabarcable porque desde hace muchos siglos no ha dejado de seducir a estudiosos de todas las disciplinas, no solo de las múltiples ramas de la Historia. Además, los escritores de todos los géneros y épocas han encontrado siempre en ROma una fuente inagotable de inspiración para sus obras.