Podemos considerar a Catulo, Tibulo, Propercio, Ovidio y Horacio “el repóker de ases” de la poesía amorosa en la Antigua Roma. Todos ellos nacieron en un perído de 17 años (los que median entre el 82 a. C. y el 65 a. C.).

Estos son unos versos de Catulo que describen la batalla sentimental que libraba en su corazón provocada por su tormentosa relación amorosa con Clodia, mujer tan hermosa como prolífica en aventuras amorosas.

“Odi et amo. Quare id factum fortasse requiris.

Nescio, sed fieri sentio et excrucior”

(Odio y amo. Quizás preguntas por qué lo hago.

No lo sé, pero sucede, y es una tortura.)